Los algoritmos de las redes sociales están distorsionando la realidad

serveimage

Para empezar, un ex empleado de Facebook reconoció los algoritmos de la red está programados para ocultar o mezclar ciertas “noticias”, en colaboración con seres humanos. Esto significa que Facebook oculta intencionalmente información, y decide que verán los usuarios en la pagina de inicio, sin importar sus preferencias.

Las declaraciones mencionadas dieron lugar a cuestionamientos y audiencias del Congreso de Estados Unidos acerca del derecho de los usuarios (que podrían estar siendo violados, tanto para los investigadores como para quienes buscan respuestas).

Los algoritmos que impulsan a las redes sociales están cambiando la realidad y no para mejor

Presuntamente, cuando un usuario navega en Facbeook o Google o Youtube, los algoritmos crean una burbuja filtrando la información acorde a los intereses de ese usuario. Facebook dice que el algoritmo “aprende” lo que al usuario le gusta.

Mientras tanto, muchos las mecánicas arbitrarias corporativas por encerrar a las personas. ¿Como puede evolucionar un ser humano si no recibe información contraría a su aprendizaje? ¿Como puede expandir su mente en un circulo cerrado que actúa como un espejo del usuario, o mejor dicho, como lo que el usuario desea encontrar en ese “espejo”?

Aunque eso es suficientemente malo, Facebook y sus empleados manipulan la información intencionalmente.

Cuando una persona informada reconoce el peligro de las vacunas y busca información al respecto, Facebook, Google o Youtube arrojarán algunos datos de manera acotada, pero mezclándolos con teorías de conspiración sobre ovnis, fantasmas o incluso chemtrails y el HAARP.

El propósito es generar la noción de que “pensar que las vacunas son malas es tan descabellado como creer en los platillos voladores” (una tendencia es muy obvia en Youtube).

En otras palabras: Cuando una persona se une a un grupo de Facebook que informa sobre el daño que producen las vacunas (mercurio, aluminio, Etc.), la red deteriora la veracidad de esa información enlazando otros grupos sobre cualquier cosa que el establishment ya haya ridiculizado mediante la prensa y Wikipedia, y por sobre todas las cosas “que no esté probado científicamente”, cuando el daño que producen las vacunas si lo está.

No contentos con la manipulación de la información proporcionada por las redes, sitios corporativos están quejándose porque la gente puede “publicar ideas sin costo alguno” en Facebook, lo cual “contribuye” (según los bancos propietarios de las corporaciones) a las “tonterías virales”.

El bombardeo de mentiras diseñadas mediante ingeniería social desde los medios de comunicación y la manipulación intencional de datos contribuyen a distorsionar la realidad favoreciendo a las corporaciones farmacéuticas o biotecnológicas.

Las redes constantemente censuran y ocultan información.

Google pone en primer lugar a Wikipedia el 99% de las búsquedas, las definiciones de Wikipedia citan como fuentes confiables a medios “informativos” cooptados. Mientras tanto sube a los medios de comunicación masivos desplazando artículos y reportes de medios independientes. Youtube oculta videos de información alternativa y muy a menudo los censura eliminándolos por “razones de copyright”, no importa si la canción con copyright sobaba en el patio de un vecino mientras el investigador estaba hablando, “Youtube es flexible”. Facebook también manipula lo que el usuario ve en su pagina de inicio “Noticias de Facebook”, y Twitter inventa tendencias.

El “diario” de Google, Google News o Google Noticias, también “toma informes” y los acomoda según le convenga. Los medios alternativos tienen suerte de cuando en cuando, mientras que diarios como Clarín o New York Times alcanzan al público un 100% de las veces.

Google, Facebook, Twitter, comparten propietarios (Fuente: Nasdaq).

Leer: Como las corporaciones te manipulan, engañan y programan todos los días
Fuente: Celeste Fassbinder BWN Argentina (link)

Anuncios