Reeferéndum Twitter. Filosofía simulada (Fausto Pretelin, 2013)

jorge-lizama-cybermedios-referendum-twitter-fausto-pretelin-opinion-20-destellos

Un libro altamente recomendable para leer es Referéndum Twitter. Filosofía simulada de Fausto Pretelin (2013). En él, el autor hace una reflexión desde coordenadas filosóficas del fenómeno del gorjeo intelectual y sus efectos.

En lo que sigue, se desarrollan 20 breves destellos aleatorios de lo que el libro de Pretelin ofrece a sus usuarios (la redacción es 90% tal cual aparece en el libro):

2014-01-10_081325

1- Desaparecen las oficinas de atención a clientes. Las redes sociales otorgan a los indignados la posibilidad de descargar palabras a través de tuits. Posiblemente, un robot se encarga de emitir respuestas estandarizadas.

2- Deconstrucción del pensamiento. En el principio se pensó que la escritura provenía de la voluntad del libre pensamiento. Después de twitter se pasó al exterminio literario.

3- La probabilidad de repetir frases. Ya no es necesario escribir una carta mecanografiada al señor presidente. Solo con un mensaje de twitter es suficiente.

4- Espejo del analfabetismo tolerado y aplaudido. Existe la deformación del pensamiento y de la escritura.

5- El YouPorn de las redes sociales. La intolerancia crece en Twitter creando los llamados “debates“, donde se muestran palabras desnudas y sin moral, tales como en una página pornográfica en donde puedes esperarlo todo.

6- Las nuevas maquiladoras del pensamiento. Tener más de mil followers te convierte en líder de opinión y al mismo tiempo brinda la capacidad de detonar campañas publicitarias.

 

7- Twitter como periódico personal. Crece el sentimiento de ser una persona interesante para el mundo, sintiéndose obligado a publicar sobre su vida.

8- De realismo real al aburrimiento real. Existe una obsesión por escribir sin decir nada, donde el 80% de tus seguidores no volverán a leer una sola de tus palabras.

9- Me globalizo, globalízame. La oportunidad para hacer ruido es globalizar su presencia en twitter y al mismo tiempo se convierte en nuestra puerta de emergencia. Siglo pasado: casa, trabajo y familia, hoy: lo digital y nada más.

2015-10-18_130528

10- Twitter es el aviso oportuno de cada uno de los que tuitean; sirve para venderse a uno mismo. La visión hiperpublicista está en función del número de seguidores.

11- Tecno-estrés. Surgen nuevas enfermedades como el tecno-estrés que comenzó en Facebook, y son sucesos de fenómenos como la muerte grupal.

12- Crackberry que es la obsesión que lleva a la locura originada por ver aproximadamente más de 400 veces al día la pantalla del móvil.

13- Nace un nuevo tumor, escribir para ser “alguien”. En pocas palabras, la persona vive en Twitter e informa de todas las actividades que lleva a cabo a lo largo del día.

14- Oclocracia. Lo que no sea mainstream, se puede prescindir. El lenguaje, de lo que se habla es del top de los 40 principales, lo que sigue del top 41 es basura.

15- Arma política. Usado para dar credibilidad y poder, además cualquier cosa que sea twiteada no logra generar un daño potencial al político o al partido

16- Museos lingüísticos del siglo XXI. Es una exposición temporal del pensamiento en el que cualquiera puede participar y darse la credibilidad y poder que quiera. El 90% de los tweets son reciclados.

zzz sssssssssss

17- Dependencia. Crea una dependencia que genera tecno-estrés por tratar de tener mayor rating y seguidores, haciendo uso de cualquier medio para lograrlo.

18- La creatividad  humana ha quedado al servicio de la tecnología ya que cualquier pensamiento audaz o analítico se debe publicar de inmediato y solo en 140 caracteres.

19- Se deja de lado la coherencia, valoración y sintaxis de la idea.

20- Se exhibe lo que creemos que es ser auténtico, convirtiéndonos en “vouyeristas emocionales”.

NOTA: Este breve resumen de las ideas que se encuentran en el libro de Pretelin se las debo a mis alumnos de comunicación, a quienes les agradezco su revisión de Referéndum Twitter y su capacidad de sintetizar el contenido del libro en 20 destellos (y decimos destellos pues la idea era estar a tono lo más posible con los 140 caracteres que tanto gustan a la comunicación jibarizada).

Doctor Jorge Alberto Lizama Mendoza, 2 de septiembre de 2016

(Fecha original de publicación de este post: 3 de septiembre de 2013)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s