Chipalienados y Despotismo Tecnificado

Tecnocracia, psico-poder y progre-sionismo: una carta desde el año 2050

NOTA MIA: Esta carta describe el fin del mundo, el fin de todo lo humano y el inicio de la fría dentadura afilada del sistema globalista-NWO. Una de las mejores reflexiones críticas que he encontrado en internet.

El contenido se sitúa en ESPAÑA, pero es aplicable a toda nación que está siendo destruida por la usura masónico-sionista. (Jorge Lizama)

La tecnocracia en Europa está asegurada, como muchos observadores claramente LO entienden.

 Este escenario futuro deshumanizado en España está representado por un profesor de Derecho Constitucional de la UE en Santiago de Compostela.

 

Atrapado en la ilusión,

“La sobrecarga de información y una gran cantidad de conjuntos de datos han hecho que las personas sean incapaces de discernir por sí mismas sin una guía oficial verdadera de lo falso, lo correcto y lo incorrecto, mientras que lo real y la realidad se desvanecieron de la mente pública hace décadas”.

LA CARTA

En el año 2050, España, que una vez fue un orgulloso imperio global de gente de voluntad fuerte, se convirtió en el niño afiche de Bruselas.

Pocos países han transformado su antropología tan completa y rápidamente. La modernización, la tecnocratización y la europeización han sido empujadas tan dramáticamente que parece un estado súper vasallo de la UE.

La búsqueda de la democracia ha dado paso hace tiempo a la búsqueda de la conformidad. La cultura española es tan plana como una plancha de hierro.

Los españoles se han convertido en “los prusianos del sur”, a diferencia de sus primos anteriores, los italianos, portugueses y latinoamericanos.

I.

A primera vista, lo que te sorprende en las calles en 2050 son muchos robots, personas mejoradas y ciborgs.

El proceso de volverse más parecido a una máquina que a un ser humano está en marcha. Las personas están separadas de la realidad física, viven sus vidas con datos en lugar de cosas (Byung-Chul Han, In the Swarm, 2017).

La tecnologización universal, es decir, las máquinas que realizan muchas tareas y mejor que los humanos, ha significado una pérdida gradual de las habilidades humanas, ya sea prediciendo el clima o reemplazando una rueda pinchada.

Lo que Chesterton profetizó,

“Los incendios se encenderán para testificar que dos y dos son cuatro. Se sacarán espadas para probar que las hojas son verdes en verano” (Herejes, 1905),

… sucedió en España hace décadas.

La era del sentido común se fue hace mucho tiempo, porque involucraba experimentar la naturaleza humana, un sentido de la proporción y la capacidad de emitir juicios. Los dispositivos electrónicos, que han aislado a personas entre sí durante décadas, ahora aíslan a las personas de la realidad física.

Las personas viven sus vidas de acuerdo con los protocolos oficiales. Nada imprevisto sucede. Aparte de las catástrofes naturales, nada “pone a prueba las almas de los hombres”.

No resuelves ningún problema serio por ti mismo; en cambio, debes ir a un trabajador social.

Si tiene un problema, no espere una mano de ayuda de los vecinos, sino de los funcionarios públicos, que evitan que las personas resuelvan las cosas por sí mismas (escapando de un atasco de tráfico en una carretera congelada, por ejemplo).

Nadie menor de 50 años ha oído hablar de asumir responsabilidad por sus acciones gratuitas. Pocas personas menores de 40 años tomaron decisiones serias radicales o superaron obstáculos o peligros significativos.

Nunca han pasado por las adversidades que dan forma a la personalidad humana.

A menos que estén capacitados profesionalmente, las personas no pueden hacer cosas simples por sí mismas, como curar las enfermedades cotidianas, atender los moretones de los niños o tratar con niños hiperactivos. Si sucede algo, debe remitirlo a las autoridades públicas. Si se encuentra con una persona lesionada, no juegue al Buen Samaritano, no sea que transgredir las normas legales sobre el transporte de los heridos o los límites de velocidad.

Con medio siglo del nuevo milenio pasado, solo una fracción de los españoles con los que tropiezas cobran vida a través de las relaciones sexuales ordinarias.

Solo unos pocos menores de 50 años pueden atesorar recuerdos de la infancia en una familia razonablemente estable con sus padres biológicos y sus hermanos; incluso menos han tenido una relación sustancial con sus abuelos.

El desarraigo, tanto territorial como social, es la regla.

Dado que los árboles genealógicos están ahora extremadamente entremezclados, uno no puede decir correctamente, por ejemplo,

“Nosotros, los Woosters, hemos tenido nuestro código de honor desde las Cruzadas”

… porque ya no existe una línea clara e indiscutible de Woosters.

A partir de 2050, las relaciones interpersonales entre los españoles, una vez famosas por sus fuertes sentimientos, son débiles, sin excluir los sentimientos maternales de su hijo. La amistad íntima es rara, incluso entre compañeros de clase.

Pocas parejas que conoces comenzaron como dos jóvenes diciéndose el uno al otro: “Si me aceptas te protegeré con mi vida”, o algo por el estilo, como Nat Turner o Cherry en ‘El nacimiento de una Nación’.

Al carecer de esos compromisos fuertes, duraderos y personales, las relaciones personales se debilitaron, se transfirieron (a nuevos compañeros o nuevos hijastros) y se borraron (el duelo de los padres o el cónyuge).

Como era de esperar, estas personas maleables son más controlables.

Hay personas redundantes. Para las necesidades de un país des-industrializado en la década de 2050, solo se requiere una fracción de su fuerza de trabajo humana. Uno puede contar millones de jóvenes desempleados y son dóciles, inmaduros y sin propósito.

Los salarios de asistencia social son una forma de vida para muchos.

Las visiones comunes compartidas, a menos que sean políticamente correctas, son escasas. El crecimiento personal es difícil. Las personalidades prominentes también son raras porque las oportunidades para la autoexpresión y la creatividad son limitadas. Personas excéntricas difíciles de encontrar, incluso en universidades.

Excepto entre los inmigrantes, ningún adulto español ha tenido la experiencia de un niño, escapándose de la policía local después de una pequeña broma.

Penrod, el joven bribón de la obra de B. Tarkington, si él existiera, estaría bajo supervisión terapéutica.

II. 

Aparte de los desviados, tratados por psiquiatras, las personas comunes viven sus vidas pasando por una serie de etapas reguladas para asegurarse de que encajan, de modo que el desarrollo de cualidades brillantes es raro.

Las antiguas virtudes prudenciales, necesarias para nuestra vida diaria, se atrofian. Pocas personas desarrollan una sabiduría basada en la regla general y nadie confía en sí mismos a menos que hayan obtenido un título de maestría en autosuficiencia.

El gobierno, los grandes medios y la industria del entretenimiento determinan la mentalidad pública dominante.

Al controlar el lenguaje, han llegado a controlar el pensamiento. La gente celebra lo que se espera de ellos:

madres en el Día de la Madre, mujeres en el Día de la Mujer, etc.

Muy pocas personas son “los capitanes de sus almas”, y muchos no entienden por qué deberían serlo.

Todos son observados, incluso cuando van al panadero. Nadie se queja porque esta vigilancia universal la lleva a cabo no solo el gobierno, sino también su vecino, su supermercado, los empleadores, etc.

El control total de todo lo que hace y dice, es decir, lo que dice al tomar una cerveza o al criar a sus hijos, está vigente, así como, en un futuro próximo, tendrá un control sustancial incluso de lo que piensa y desea (sus elecciones son en parte inducido por su teléfono móvil).

En general, la capacidad de la mayoría de las personas para escapar del control, si así lo desean, es escasa. Dado que el gobierno, la UE y Google saben todo sobre usted de todos modos, se necesita poco espionaje formal.

En el año 2050, los jueces emiten sus fallos con miedo a la oposición, al igual que los profesores universitarios y todos los demás.

En este régimen de cuasi-totalitarismo transparente, las personas se han vuelto reservadas e incapaces de actuar con valentía, excepto en grupos muy pequeños. Con el tiempo han perdido casi todo el recuerdo de las relaciones interpersonales sinceras.

La confianza mutua inicial no se da por sentada, y muchos apenas la pierden. Después de décadas de abstenerse de la acción autónoma, esta suma de transparencia y vigilancia hace que las personas se abstengan de pensar de forma autónoma.

Comportarse y hablar como se espera oficialmente mientras se piensa lo contrario – una práctica típica de las antiguas autocracias – ya no es el caso; la gente ahora piensa dentro del marco políticamente correcto.

III. 

El bio-poder, una vez una novedad, está pasado de moda.

El psico-poder ahora tiene la ventaja y es tan omnipresente que la “Guerra contra el Terror” se ha vuelto innecesaria.

Siguiendo una tendencia que no es nueva, los problemas políticos actuales son de naturaleza política:

en su lugar se refieren al cuerpo humano, corazón y mente, comportamiento, cultura y ecología …

Los gobiernos y las agencias internacionales ya no pretenden que todos somos iguales; hay desigualdades políticas y económicas en abundancia. Del mismo modo, la dignidad humana rara vez se menciona.

Como era de esperar, la presunción de inocencia ya no está de moda.

El pensamiento políticamente correcto ya no pretende incluir la democracia, que ahora se ha desvanecido, no solo por razones políticas o económicas, o debido a las dificultades de expandirla a escala mundial, sino simplemente porque la gente está entrenada para no hacer nada importante por sí misma.

Si consulta todos y cada uno de los problemas, por simple que sea (cuánto tiempo debe pasar su hijo jugando videojuegos), con un “experto”, incluso lo que una vez fueron asuntos de la naturaleza, como el embarazo, se convierten en un asunto de expertos, se vuelve totalmente desprevenido para administrar su familia y aún menos la policía.

Casi todo va más allá del juicio del “hombre común”.

Las cosas que la madre naturaleza nos preparó – cómo ser un padre, un hijo o un miembro activo de la policía, ahora están más allá de nuestra capacidad. Los adultos son infantilizados, supervisados ​​terapéuticamente y carecen de iniciativa personal fuera del campo de su formación profesional.

La ley también ha cambiado. La ley romana profesaba que hominum causa omne ius constitutum est, pero ahora, desarraigada de la acción humana libre, la ley ya no es antropocéntrica.

Una jurisdicción universal y una serie de comités de expertos gobiernan el planeta, mientras que las entidades sociales autogobernadas son escasas, incluidas las universidades. España goza de poco autogobierno, y mucho menos de soberanía. 

Los españoles ahora son famosos por ser un pueblo legalista ordenado, cumpliendo con entusiasmo las normas de la UE. A su vez, la UE no es más que un jugador político de segundo rango, superado por la globalización.

Grandes áreas de tierra rural y ciudades españolas más antiguas están casi desiertas. Algunos reinos y principados de la antigüedad, después de un período de envejecimiento y despoblación, han desaparecido excepto en los mapas.

Madrid tiene 25 millones de habitantes. La gente está tan entremezclada que los lugareños difícilmente pueden distinguirse.

El folclore y las particularidades culturales, tradicionalmente tan variadas en España, son reliquias de espectáculos turísticos. (La muerte del folklore no surgió del multiculturalismo, sino de la dependencia tecnológica, la atomización de la sociedad y el desarraigo).

Solo los musulmanes, y no todos, parecen ser fieles a la identidad y la cultura.

IV. 

Existe una única religiosidad global con un amplio carácter de Nueva Era, que incluye los derechos humanos, la ecología y los códigos de conducta.

Dicho de otra manera, todas las religiones, excepto el islam comparten la narrativa de la ética y la cultura general. La moralidad positiva vigente es puritana e intolerante, y es más estricta que las formas previas de puritanismo.

Las denominaciones religiosas que no se ajustan a la narrativa dominante (por ejemplo, abstenerse de enseñar ideología de género) son punibles por ley porque la religiosidad oficial requiere un orden público que pueda ser ejecutado por los jueces.

Los desviados son escasos, especialmente los morales, ya que la moral ha cedido el paso a la ética impuesta públicamente.

Además de eso, los procesos morales han dado paso hace tiempo a los psicológicos, luego a los biológicos, finalmente a los algoritmos.

Los psiquiatras, que alguna vez fueron los doctores más comunes, ahora son raros porque las personas generalmente no sufren estos desórdenes y, en los pocos casos que ocurren, los trabajadores sociales son suficientes.

Por primera vez, las artes liberales, la Biblia, Sócrates y Cicerón son borrados de la mente del público. Las personas sin nociones de historia, cristianismo o humanidades, han demostrado ser más fáciles de manejar.

España se ha convertido en términos prácticos en un país de habla inglesa.

Los menores de 40 años aprendieron inglés por sus padres en la infancia. El lenguaje específico de género – mujer, hombre, hija – está prohibido por la ley, pero como desapareció hace mucho tiempo debido a la corrección política, la prohibición no es muy molesta.

La sobrecarga de información y una gran cantidad de conjuntos de datos han hecho que la gente sea incapaz de discernir por sí misma, sin orientación oficial, verdadera o falsa o correcta, mientras que lo real y la realidad se desvanecieron de la mente pública hace décadas.

Bombardeados por la información, los españoles contemporáneos carecen de cualquier habilidad para discernir cuando hacen juicios.

Por lo tanto, están listos para ser enviados a trabajar en las Antípodas durante unas semanas y luego a otro lugar remoto, donde decidan los empleadores transnacionales, independientemente de su familia.

Post Scriptum a partir de 2084

Contra todo pronóstico, las cosas están cambiando.

Esto no se debe a un renacimiento de la cultura tradicional española, hace tiempo muerta, sino a la naturaleza humana que cabalga de nuevo. La conciencia moral podría estar dormida, pero no muerta (Bauman).

Las familias adineradas comenzaron a enviar a sus hijos a escuelas sin Internet.

Los desastres naturales relacionados con el cambio climático han hecho que las personas retiren su confianza de los gobiernos y expertos. Ahora es descaradamente claro que no tienen los medios para controlar la naturaleza.

Como dijo el político británico, Michael Gove hace mucho tiempo,

“la gente en este país [Gran Bretaña] ya tiene suficientes expertos”.

Después de graves inundaciones, horribles incendios y masiva desertificación, la idea de un crecimiento económico ilimitado y un cambio tecnológico seguro ya no se da por sentado.

El agotamiento incesante de las materias primas dio paso a la redistribución de la riqueza existente. La confianza incuestionable en la tecnología para resolver todos los problemas nuevos se ha desvanecido.

Además, la tecnología y la “ciencia” económica han generado una subclase que vive de repartos sociales miserables. Por lo tanto, los españoles cuestionan su primacía.

Al experimentar de primera mano que el individualismo materialista los convirtió en partes de máquinas, las personas también se han alejado del hedonismo. La escasez de sus recursos sociales les hizo redescubrir la colaboración en comunidades pequeñas, muy parecidas a las familias tradicionales.

Del mismo modo, ahora prefieren trabajar por sí mismos y hablar con personas reales.

El tiempo ha demostrado que el gobierno mundial está gobernado por personas falibles, si no corruptas, que han demostrado indiscutiblemente que no siempre buscan el bien común, dejando de lado la dificultad de identificar un bien común para todo el mundo.

Esto reforzó la tendencia a desconfiar de la autoridad y alentó un redescubrimiento del sentido común, el propósito y la moralidad.

Dado que la economía y la tecnología a menudo habían sido hostiles a las personas comunes en los últimos tiempos, también redescubrieron la necesidad de gobernarse a sí mismos, al menos localmente…

FUENTE

Antonio Carlos Pereira-Menaut 08 Junio 2018

del Sitio Web CrisisMagazine traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles 

Versión en italiano

VISTO EN:

 https://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica2/sociopol_globalization_eu329.htm 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s