Descarada agenda animalista NWO: Amo a mi pitbull

NOTA MIA: A la niña ya no lo cuidan y calman sus padres, sino un animal.

El vínculo más fuerte que tiene en sus horas más vulnerables (noche) es con un perro.

La niña se comporta como si fuera el padre-madre del perro, desviando su naturaleza real de niña.

La niña aprende a que es natural dormir e interectuar con alguien (preparación para la pedofilía), cuando debería, en su etapa piagetiana, dormir sola y dar rienda suelta a su imaginación y pensamientos.

La niña no ama a su madre o a su padre, amo a su pitbull. No ama a un humano, ama aun animal.  (JORGE LIZAMA)  

 


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s