Rarezas de la música electrónica

Una de los escenarios que más me llama la atención en la ecuación tecnología + música es la relacionada con los dispositivos electrónicos cuyo arquitectura y forma de tocar es muy extraña y original.

Por ejemplo, el BLIPTRONIC, que apela a la lógica de lo musivisual para poder ser tocado; el STYLOPHONE, un sintetizador de bolsillo que se toca con una simple pluma y que en su momento fue utilizado por Kraftwerk para su canción, “Pocket Calculator”; o el legendario THEREMIN, el primer aparato de música electrónica de la historia “que se toca sin ser tocado”.

Con todos ellos y el apoyo del software, Ableton Live, estoy trabajando en un single de spoken words basado en el tema de Narcoméxico Cyberpunk.

PD: En el Theremin no debe tocarse jamás la antena, sin embargo, yo tuve que hacerlo en el video pues el tripie con que estaba grabando comenzó a interferir y monopolizar toda la onda sonora del aparato.

Doctor Jorge Alberto Lizama Mendoza, 4 de abril de 2010

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s