Los 10 mandamientos posmodernos

Por Alma Delia Murillo

Esta es palabra posmoderna.

Primero. Amarás a tu Smartphone por sobre todas las cosas.

Yo soy tu teléfono inteligente que te saqué del analfabetismo digital, de la incomunicación, de la jodidez y de la soledad. Vivirás junto a mí de día y de noche. Seremos uno en pensamiento, palabra, obra y omisión. Te referirás a mí como si fuéramos un ser indivisible; por tanto cada vez que llame, vibre, suene o me encienda, tú te preguntarás ¿soy yo?

Ay de ti si me olvidas o me abandonas porque te dejaré en el desamparo; te sentirás aislado, idiota, dependiente, deprimido y ansioso.

Segundo. No tomarás crédito bancario en vano porque no dará el banco por inocente a quien así lo hiciere.

Te endeudarás tres, cuatro o hasta cinco veces más allá de tu capacidad de pago para que puedas ser alguien en la vida y yo haré que tus tarjetas, tus cuentas por pagar y tus objetos inútiles se multipliquen hasta tu tercera y cuarta generación. Tu casa será mía, tu auto será mío, tu carrera universitaria será mía, tus rellenos de bótox serán míos, tu ropa será mía, tus vacaciones serán mías, y sí, también tu Smartphone será mío.

Si osaras dejar de pagar serás trasladado del infierno del crédito revolvente al infierno del buró de crédito y -tal como le ocurrió al legendario Job- te sobrevendrán tragedias, miserias, y peor aún que si contrajeras la lepra, te infectarás con esa temida enfermedad llamada Sin poder adquisitivo e incluso los que amas se tornarán contra ti.

Tercero. Santificarás las Temporadas de Rebajas, las Ventas Nocturnas, el Buen Fin y todas las fiestas de consumo que se te impusieren como San Valentín o el Día de las Madres.

Catorce días trabajarás y reunirás tu salario, más el día quince te dedicarás a despilfarrar tu dinero como poseído. Comprarás objetos para todos. No te olvides de ti, ni de tu hijo, ni de tu hija, ni de tu siervo, ni de tu criada, ni de tu bestia o mascota ni del extranjero o pariente lejano que esté dentro de tus puertas.

Compra todo, compra sin control, no importa que no lo necesites: para eso trabajas.

Cuarto. Superarás a tu padre y nunca te destetarás de tu madre para que tus días de soltero y eterno adolescente se alarguen sobre la tierra.

 @AlmaDeliaMC

LEER COMPLETO ESTE ARTICULO EN SIN EMBARGO, UN SITIO MUY RECOMENDABLE SOBRE NOTICIAS DE MEXICO:

Mandamientos 1 a 5 (link1)

Mandamientos 6 a 10 (link2)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s