Antivigilancia / Antiespionaje

Simulación Sensible del Mundo: “Si no tienes nada que ocultar, entonces no tienes nada que temer”

“Si no tienes nada que ocultar, entonces no tienes nada que temer”, ha sido siempre el grito de alarma para aquellos que tienen demasiado miedo de cuestionar la presunta autoridad gubernamental para hablar en contra del estado de vigilancia y la suposición implícita de culpabilidad que va junto con ella. Con fingido desconcierto estos cortos morales inevitablemente preguntan: “¿Qué tiene de malo que el gobierno te espie?”

La respuesta, por supuesto, es que la misma pregunta implica que las agencias encargadas de llevar a cabo esta vigilancia constante del Gran Hermano están por encima de todo reproche, luces brillantes de rectitud moral que nunca abusarían de este increíble poder para fines nefastos. Para los sin imaginación que hay, hilos de Hollywood como “Enemigo del Estado” han proporcionado ejemplos ficticios de lo que puede salir mal si alguien, en algún lugar, abusa de este poder de información y vigilancia para apuntar a una persona inocente en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Sin duda, el poder que estas tecnologías otorgan a las agencias o grupos corruptos dentro de esas agencias, para destruir la vida de los individuos objetivo, es una respuesta adecuada a la pregunta de por qué la vigilancia del gobierno debe ser preocupante para nosotros. Sin embargo, más allá de lo que puede suceder a individuos específicos en este escenario, existe una pregunta mucho más amplia: ¿Qué pasa si estos datos, nuestros correos electrónicos, nuestras llamadas telefónicas, nuestras transacciones con tarjetas de crédito, nuestros mensajes de redes sociales, y todos los cientos de otras piezas de datos que, sin duda, se están recogiendo en nosotros todos los días, fueran puestos en una base de datos tan gigantesca que contiene una versión digital de cada persona en el planeta? ¿Y  que tal si esa base de datos estuviera siendo utilizada por el Departamento de Defensa de los EE.UU. en varios escenarios de juego de guerra, desde reacciones públicas a desastres naturales hasta la probabilidad de disturbios civiles a raíz de una declaración de ley marcial?

Sorprendentemente, esto es precisamente lo que está sucediendo.

Es llamada la “simulación sensible del mundo (sentient world simulation)“. El objetivo del programa, según su creador, es ser un “modelo espejo del mundo real ejecutándose y actualizándose de manera continua que puede usarse para predecir y evaluar eventos futuros y presentes”. “En términos prácticos esto equivale a una simulación por computadora del planeta completo con miles de millones de” nodos “que representan a cada persona en la tierra.

El proyecto se origino en la Universidad de Purdue en Indiana en el Laboratorio de Ambiente Sintético para Análisis y Simulaciones. Está dirigido por Alok Chaturvedi, quien además de dirigir el laboratorio de Purdue también hace que el proyecto esté disponible comercialmente a través de su compañía privada, Simulex, Inc., que cuenta con una variedad de clientes gubernamentales, incluyendo el Departamento de Defensa y el Departamento de Justicia, Así como clientes del sector privado como Eli Lilly y Lockheed Martin.

ControlRoom

La ambición de Chatruvedi es crear pronósticos confiables de futuros eventos mundiales basados ​​en escenarios imaginarios. Para hacer esto, las simulaciones “devoran noticias de última hora, datos de censos, indicadores económicos y eventos climáticos en el mundo real, junto con información propietaria como la inteligencia militar”. Aunque no se ha indicado explícitamente, el tipo específico de datos en las comunicaciones digitales y transacciones que ahora son devoradas por la NSA, el DHS y otras agencias gubernamentales tienen los datos ideales para crear modelos confiables de los hábitos, preferencias y comportamientos de cada individuo que podrían utilizarse para afinar estas simulaciones y dar resultados más confiables. Usando estos datos, el Laboratorio SEAS y su derivación Sentient World Simulation son capaces de crear simulaciones detalladas y operables en tiempo real de al menos 62 naciones. “Los modelos informáticos de Irak y Afganistán”, según un informe de 2007 del Register sobre el proyecto, “cada uno tiene cerca de cinco millones de nodos individuales que representan cosas tales como hospitales, mezquitas, tuberías y personas”.

En el momento de los informes iniciales sobre el programa, sólo había 62 simulaciones a nivel nacional dirigidas por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Estas simulaciones agruparon a los seres humanos en compuestos, con 100 individuos actuando como un solo nodo.Pero ya en ese momento, el Ejército de los Estados Unidos había utilizado los sistemas para crear una simulación de uno a uno de potenciales reclutas del Ejército. El objetivo final sería archivar suficientes datos sobre cada individuo para poder hacer un modelo informático de todos en el planeta, uno que podría ser usado para predecir los comportamientos y reacciones de cada persona en el caso de varios escenarios.

El programa puede usarse para predecir lo que sucedería en caso de un tsunami a gran escala, por ejemplo, o cómo reaccionarían las personas durante un ataque bioterrorista. Las empresas pueden usar los modelos para predecir cómo un nuevo producto vendría en el mercado, qué tipo de planes de marketing sería más eficaz, o la mejor manera de racionalizar la organización de una empresa.

El documento conceptual original para el proyecto fue publicado en 2006 y en 2007 se informó que tanto la Seguridad Nacional como el Departamento de Defensa ya estaban utilizando el sistema para simular la reacción del público estadounidense ante varias crisis. Sin embaargo, en los años posteriores transcurridos no ha habido casi ninguna cobertura de la Simulación Sensible del Mundo o su progreso en el logro de un modelo de la Tierra.

Una de las grandes ironías de nuestro tiempo, como lo señala Glenn Greenwald en su discurso sobre el estado de vigilancia, es que aunque vivimos en una época en que es posible que las nebulosas agencias gubernamentales conozcan todos los detalles de su vida, desde Que comiste para el desayuno a donde compraste anoche a quiénes son tus amigos, estamos viviendo también en una edad de la ignorancia sin precedente sobre qué están haciendo realmente nuestros gobiernos.

La simulación sensible del mundo es sólo un ejemplo de un programa administrado por una empresa para varios clientes gubernamentales y Fortune 500. Pero es una ojeada importante detrás de la cortina en lo que aquellos que realmente están dirigiendo nuestra sociedad quieren: el control completo sobre cada faceta de nuestras vidas logrado a través de una invasión completa de todo lo que una vez se conoció como “privacidad”. Pensar que este es el único programa que existe, o incluso que tengamos detalles significativos sobre las formas en que el SWS ya se ha utilizado, sería irremediablemente ingenuo.

FUENTE: La verdad nos espera

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s