Chipalienados y Despotismo Tecnificado

El “Russiagate” como excusa para que Facebook y Google impongan la censura en occidente

 

Facebook ha anunciado que mostrará a las personas qué páginas o cuentas de propaganda rusas han seguido y han dado “me gusta” en la red social, respondiendo a una solicitud del Congreso estadounidense para abordar la manipulación y la intromisión durante las elecciones presidenciales de 2016.

La herramienta aparecerá antes de fin de año en el centro de soporte en línea de Facebook, dijo el miércoles la compañía en una entrada de blog. La función contestará la pregunta, “¿Cómo puedo ver si me gustó o seguí una página de Facebook o una cuenta de Instagram creada por la Agencia de Investigación de Internet?”. Esa es la firma rusa que creó miles de publicaciones incendiarias de cuentas falsas haciéndose pasar por ciudadanos estadounidenses. Las personas verán una lista de las cuentas que siguieron, en su caso, desde enero de 2015 hasta agosto de 2017.

“Es importante que las personas entiendan cómo los actores extranjeros trataron de sembrar división y desconfianza usando Facebook antes y después de las elecciones estadounidenses de 2016”

Es el esfuerzo más directo de Facebook para explicar a los usuarios cómo se vieron afectados por las publicaciones de la firma, que llegaron a 150 millones de personas y generó controversia alrededor del derecho a portar armas, inmigración, relaciones raciales y religión en Estados Unidos, lo que en ocasiones provocó protestas en el mundo real en ambos lados de un debate.

”Es importante que las personas entiendan cómo los actores extranjeros trataron de sembrar división y desconfianza usando Facebook antes y después de las elecciones estadounidenses de 2016”, dijo la compañía en el mensaje.

Facebook, Google de Alphabet Inc., y Twitter Inc. comparecieron ante el Congreso de EE.UU. a principios de noviembre para explicar cómo Rusia usó las plataformas para manipular a los ciudadanos estadounidenses. Las compañías se comprometieron a hacer más para evitar que algo similar ocurra en el futuro, y dijeron que considerarían la posibilidad de informar a los usuarios sobre su exposición.

”Espero que Google y Twitter sigan el ejemplo de Facebook”, dijo el senador estadounidense Richard Blumenthal, un demócrata de Connecticut y miembro del Comité Judicial del Senado. Esas empresas no han respondido a una solicitud similar, según la oficina de Blumenthal.

Facebook solo mostrará a las personas los nombres de las páginas y cuentas, no el contenido. Un usuario solo verá lo que le gustó o siguió, por lo tanto, si simplemente vieron el contenido en su lista de noticias, no se les notificará.

Fuente: La Vanguardia

 

 

Google diseñará algoritmos especiales para ocultar las noticias de RT

 Los ejecutivos del gigante de Internet aseguran que la información “mala” será reemplazada por la información “buena”.

Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Alphabet —la empresa matriz de Google—, ha anunciado que la compañía “diseñará” algoritmos específicos para los medios de comunicación rusos RT y Sputnik con el fin de que sus artículos ocupen un lugar menos relevante en sus servicios de búsqueda de noticias.

En el Foro Internacional de Seguridad Internacional de Halifax (Canadá), al ser preguntado si Google facilita la “propaganda rusa“, Schmidt ha detallado que la compañía “está trabajando para detectar y eliminar ese tipo de páginas web, básicamente RT y Sputnik”, con lo cual “tratamos de diseñar los sistemas para evitar” que el contenido de su información “llegue a un público amplio”, aunque “no queremos prohibir los sitios: no operamos así”.

El ejecutivo afirmó que no estaba muy a favor de la censura, y agregó que el nuevo algoritmo del gigante tecnológico es capaz de detectar información “repetitiva, explotadora y falsa“, aunque no proporcionó detalles sobre cómo se determinarán esos aspectos.

Schmidt, para quien la exsecretaria de Estado de EE.UU. y excandidata demócrata a la Presidencia estadounidense Hillary Clinton es una “amiga de toda la vida“, agregó que la experiencia del “año pasado” mostró que no se puede confiar en que el público distinga una noticia falsa de una real.

El discurso ‘malo’ será reemplazado por el discurso ‘bueno’, pero el problema con el que nos encontramos el último año es que en ciertas ocasiones esto no puede funcionar, especialmente cuando tienes un oponente bien financiado quien está tratando de difundir activamente esta información”, agregó.

Desafiando “toda lógica y razón”

Por su parte, RT ha criticado la medida propuesta por Google, como arbitraria y una forma de censura. “Google desafía toda lógica y razón: los hechos no están permitidos si provienen de RT, incluso si hace poco el propio Google dijo que no ha encontrado ninguna manipulación en su plataforma o violaciones de sus políticas por parte de RT”, ha comentado la directora del grupo RT y de la agencia Sputnik, Margarita Simonián.

En el 2012, Schmidt aconsejó al equipo de campaña electoral de Barack Obama realizar operaciones digitales y ofreció esos mismos servicios a la campaña de Hillary Clinton en el 2015, según varios correos electrónicos de la cuenta privada del jefe de campaña demócrata, John Podesta, filtrados por el portal WikiLeaks.

Mientras que en la noche de las últimas elecciones presidencias de EE.UU., Schmidt fue visto en la sede de la campaña de Clinton.

 –
 –

El plan de Google de ocultar las noticias de RT es “censura” y un acto de “guerra de la información”

 El punto de vista alternativo de RT es simplemente incompatible con las políticas de EE.UU.

El anuncio de Google de que está trabajando para reducir la presencia de los medios de comunicación rusos RT y Sputnik en sus servicios de búsqueda de noticias ha sido criticado por los legisladores y comentaristas políticos a nivel internacional como un acto de agresión que tendrá un impacto global en la libertad de expresión y pensamiento.

“Esta es una forma abierta de guerra de la información que se está librando en estos momentos: es un bombardeo, una agresión directa” contra los medios de comunicación rusos, ha declarado a RT Andréi Svintsov, vicepresidente del Comité de Política de Información, Tecnología de la Información y Comunicaciones de la Duma Estatal.

El legislador opina que lo de ajustar los resultados de búsqueda para aislar de este modo las noticias de RT y Sputnik supondría un “golpe poderoso” contra la libertad de expresión.

Opinión similar tiene el profesor Dan Kovalik de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.): la iniciativa de Google tendrá un impacto directo en la “libertad de expresión y pensamiento” en EE.UU.

“Es una forma de censura, y la idea es alejar a los lectores del contenido de RT. Y tendrá un impacto en el discurso en este país”, ha aseverado Kovalik en una entrevista concedida a este canal.

“Cuando censuran a alguien, van a censurar a todos, y creo que todo el mundo en EE.UU. debería estar horrorizado por esto, y muy preocupado”, ha señalado el abogado.

Kovalik también argumentó que RT presenta un punto de vista alternativo que es simplemente incompatible con las políticas de EE.UU., sobre todo en lo que se refiere a la situación en Siria y Ucrania.

“Por ejemplo, sobre si EE.UU. realmente está luchando contra el terrorismo en Siria, como lo afirma. […] o que EE.UU. sí que respaldó a los neonazis en Ucrania. Eso es algo que los poderosos no quieren que sepa el pueblo estadounidense“, ha asegurado Kovalik.

Por su parte, el comentarista político y presentador de televisión estadounidense, Steve Malzberg, cree que Google está bailando al ritmo del Gobierno de EE.UU. como parte de una campaña más amplia, cuyo objetivo es demonizar a Rusia.

Malzberg opina que si Google realmente deseara abordar el llamado fenómeno de las “noticias falsas”, debería buscar en su propio patio trasero y verificar el flujo de información que sale de los medios dominantes de EE.UU.

“Pero no tienen interés en eso, porque el Congreso no los llama para hablar sobre ‘una grande y malvada CNN o una grande, mala y diabólica MSNBC’. Rusia es el ‘boogeyman’ del momento, y esto es parte de ese trato”, ha concluido Malzberg.

  • Este lunes, Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Alphabet —la empresa matriz de Google—, ha anunciado que la compañía “diseñará” algoritmos específicos para los medios de comunicación rusos RT y Sputnik con el fin de que sus artículos ocupen un lugar menos relevante en sus servicios de búsqueda de noticias.
  • RT criticó la medida de Google como arbitraria y una forma de censura. “Google desafía toda lógica y razón: los hechos no están permitidos si provienen de RT, incluso si hace poco el propio Google dijo que no ha encontrado ninguna manipulación en su plataforma o violaciones de sus políticas por parte de RT”, comentó la directora del grupo RT y de la agencia Sputnik, Margarita Simonián.

“El Russiagate es un engaño que ha hecho más probable la guerra nuclear”

 El denominado caso Russiagate, en el que investigan una supuesta interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, es una “noticia totalmente falsa”, asegura el conocido economista y ex subsecretario del Tesoro en la Administración de Ronald Reagan, Paul Craig Roberts.

Si el Gobierno ruso hubiera conspirado con Trump, hackeado la computadora del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), o de alguna manera hubiera influido en el resultado de las últimas elecciones presidenciales en EEUU, la Agencia de Seguridad Nacional tendría evidencias digitales, subraya el escritor con referencia a William Binney, ex funcionario de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA), que creó el programa de control masivo para la información digital.

“El hecho de que hayamos estado escuchando una acusaciones infundadas sobre el Russiagate durante más de un año sin que se nos hayan presentado un pedazo de evidencia, es una prueba completa de que el Russiagate es una noticia totalmente falsa”, destaca el periodista.

Según Paul Craig Roberts, las noticias falsas surgieron como resultado del esfuerzo del director de la CIA John Brennan, el director del FBI James Comey y el DNC para “desacreditar al presidente Trump y, como mínimo, evitar que dañe el inmenso poder y los beneficios del complejo militar si normaliza las relaciones con Rusia”.

El autor afirma que los directores de la CIA y el FBI “inventaron una historia totalmente falsa sobre el nuevo presidente electo y pasaron las mentiras a los periodistas y al Congreso”.

Roberts enfatiza que “los periodistas nunca pidieron ni una gota de evidencia y difundieron la mentira de Brennan/Comey de que 17 agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron que Rusia había interferido en las elecciones”.

“Los funcionarios de seguridad corruptos, senadores y representantes corruptos, el Comité Nacional Demócrata corrupto y medios de comunicación corruptos usaron la repetición constante para convertir una mentira en verdad”, asegura Paul Craig Roberts.

 Tras empujar a Trump hacia el camino militarista, “sus enemigos lo atacaron por ser una persona inestable, capaz de pulsar el botón rojo”, observa el escritor.

“De esta manera, el Russiagate se convirtió en un engaño que ha hecho más probable la guerra nuclear”, advierte.

Según Paul Craig Roberts, Washington ha convencido a Moscú de que EEUU está planeando un ataque nuclear sorpresa contra Rusia y también está recogiendo el ADN ruso para un arma biológica específica.

“No se me ocurre nada más probable que pueda desencadenar una guerra nuclear que las crecientes tensiones. Y el Russiagate impide que Trump las reduzca”.

​Para Robert, “no existe tal cosa como un ataque preventivo que evite las represalias. La guerra nuclear es un acto de locura. Nada puede justificarla”.

El propósito de la diplomacia es prevenir la guerra, recuerda el periodista. Sin embargo, “desde que el régimen de Clinton atacó a Serbia, la diplomacia estadounidense se ha utilizado para causar guerras”, señala.

“Durante los 16 años de George W. Bush y Obama, Estados Unidos destruyó, total o parcialmente, siete países, mató a millones de personas y produjo millones de refugiados. Ni una sola de estas guerras estaba justificada. Todas estas guerras estaban basadas en mentiras”, subraya.

El periodista recuerda que antes de lanzar cada uno de estos actos de agresión no provocada, Washington demonizó al líder del país. “Para deshacerse de una persona, Washington no escatimó esfuerzos para asesinar a un gran número de personas y destruir la infraestructura del país. Esto significa que Washington no tiene moralidad. Ninguna”, declara.

“El Presidente Trump buscaba normalizar las relaciones con otra gran potencia nuclear. No obstante, el complejo militar, el DNC y la prensa impidieron que lo hiciera”, concluye el autor.

Lo que Soros oculta de las autoridades de EEUU

 En el mes de octubre de 2017, el multimillonario estadounidense George Soros transfirió un total de 18.000 millones de dólares —la mayor parte de su fortuna— a la fundación Open Society. Esta institución es una red no lucrativa fundada por el propio Soros, que sigue siendo el presidente de la organización.

Cuando una persona realiza una inversión libre de impuestos en una fundación privada, puede también recibir una devolución de hasta el 20% de su valor de mercado incluyéndola en su declaración fiscal en un plazo de cinco años, según explica Wall Street Journal.

Después de que el Congreso de EEUU eliminó la rebaja de impuestos en 2008, los inversores tenían un plazo hasta el 31 de diciembre de 2017 para pagar los impuestos acumulados. Tras realizar una maniobra financiera, Soros ya no debe pagar nada al Servicio de Impuestos Internos de EEUU.

Los donantes pueden seguir controlando su dinero durante años o incluso décadas, ya que en las fundaciones pueden, por ejemplo, contratar a sus propios parientes, otorgándoles unos sueldos de seis cifras para gestionar la caridad.

Por lo tanto, el dinero puede quedarse bajo el control de los Soros casi para siempre. Curiosamente, el mismo Soros ha dicho varias veces que los ricos en Estados Unidos deben pagar más impuestos.

 

FUENTE: EL ESPIA DIGITAL

http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/19323-la-libertad-en-occidente-el-russiagate-como-excusa-para-imporner-la-censura

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s