Máscara/Cubrebocas: obligados a enfermar por decreto

Lo peor de la mascarilla es que ya la has banalizado, ya has normalizado su presencia en tu vida.

 

Te parece un apéndice molesto, engorroso, pero venial, necesario “porque está muriendo mucha gente” y eres susceptible de contagiar y contagiarte, aunque todos los datos del Ministerio de Sanidad y del Instituto de Salud Carlos III señalan con meridiana claridad que Covid19 se cerró como causa de sobremuerte en la segunda semana de mayo, hace ya dos meses (ver gráfica del CCAES aquí abajo). ¿Pero si Ferreras y sus expertos invitados dicen que SarsCov2 no es estacional (contra toda evidencia estadística), quién eres tú para cuestionar eso, verdad?

Hacer click sobre la imagen para ampliar

Te da igual que el diámetro de los poros de la mascarilla sea al menos 6 veces superior que el diámetro del virus que pretende filtrar, por lo que, aunque SARS CoV2 estuviera aún circulante, jamás encontraría en tu mordaza un obstáculo ni siquiera remotamente serio (y si fuera tu mascarilla de tela o no homologada, peor aún). Desprecias soberanamente el que JAMÁS ni un solo ensayo científico existente haya podido concluir que la mascarilla quirúrgica o la FFP2 protegen contra VIRUS RESPIRATORIO, como el profesor Rencourt se ha tomado la molestia de hacer por tí.

Declinas siquiera ver el resultado de su esfuerzo en un paper revisado por pares porque no tienes tiempo “para terraplanistas”. Si te mando en lugar de su paper una entrevista que le hacen explicando sus hallazgos, tampoco la verás porque “qué es eso de informarse a través de vídeos de YouTube, por favor, usad algo más científico”…Claro, como las intoxicaciones mediáticas diarias de las que te nutres.

Asimismo, te es indiferente o no quieres conocer qué es la hipoxia, la acidosis y la hipercapnia que te causa ese apéndice que han colocado “sine die” en tu vida con tu aquiescencia, porque”el uso de la mascarilla no debe ser tan malo cuando el personal médico la lleva todo el tiempo”. Te da igual que esto último sea absolutamente falso.

Pero déjame decirte que tu protección personal no es el objeto de la imposición del bozal. La función principal de este artilugio es, para los poderes actuantes (las administraciones y quienes las manejan en primer y segundo planos,quienes han decretado su uso indiscriminado), medir tu/nuestro grado de obsecuencia, el nivel al que somos capaces de llegar en la obediencia sin necesidad de recurrir a la coacción física o jurídico-administrativa, por más arbitrarias, científicamente injustificadas y dañinas que sean estas medidas. Vendrán seguro, no tengas duda, medidas aún más draconianas, aún más invasivas de tu cuerpo, aún más limitadoras de tus derechos y libertades, aún más perjudiciales para tu salud física y psico-emocional.

Y es que amigo, amiga, si consiguen contra toda evidencia científica (y por lo tanto demostrada y controvertible) hacerte creer que Covid19…

– sigue matando hoy,

– que indefectiblemente y antes de cualquier evidencia volverá a matar en octubre,

– que la mascarilla que te asfixia literalmente a 38 grados cada día a tí y a tu pareja e hijos/sobrinos/nietos, sirve de algo y te protege y es esencial, a pesar de lo que te he contado arriba y de que ninguna autoridad certifica que la que llevas está siquiera homologada

– y que los viejos y los próximos confinamientos a los que nos han sometido y nos someterán a capricho y que sólo han frenado la inmunización natural colectiva (no sólo frente a las cepas actuantes que hubiere de SARS CoV2 sino frente a cualesquiera otras cepas de otros patógenos a las que nuestro sistema inmune no tuvo acceso durante meses por estar antinaturalmente recluido) han sido la “clave del éxito”…¿pero qué éxito, si nadie hizo nada en este país por evitarle la muerte a quienes podían perecer por este patógeno concreto y perecieron luctuosa mente entre marzo y mayo…?

Si te has tragado todo esto acríticamente y quieres incluso más, pides más y hasta exiges mayor firmeza a tus mandatarios y a tus conciudadanos …

yo no voy a poder convencerte, ni siquiera hacerte dudar y mis palabras, datos, argumentos, referencias, aún multiplicados por cien, resbalarán siempre por tu pellejo hasta caer al suelo, cuales efímeras gotas de lluvia.

Feliz cautiverio, en todo caso.

FUENTE:

Juan Peris
(Facebook)

VISTO en:

http://astillasderealidad.blogspot.com/2020/07/obligados-enfermar-por-decreto.html?m=1

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s