DENUNCIA: Mientras tú escuchas a Spotify, Spotify quiere escucharte a ti


NOTA MIA: estoy completamente en desacuerdo en la parte final del presente artículo, donde piden firmar una petición para que Spotify se vuelva al buen camino de los oligopolios sionistas.

¿Qué lógica-humillante, qué lógica de esclavo bienpensante es esa?   “Por favor, no seas malo con nostros y no nos vigiles. No nos gusta”.

Mejor, deberían de promover el  abandonar definitivamente esa plataforma globalista que hace un gran daño cultural-estético a sus usuarios: las generaciones mayormente criadas en Spotify serán unas pobres ignorantes en audiofilía, no percibirán el bajo rango dinámico y el loudwar, acostumbrarán a sus oídos a la “estética” de los bajos bitrates, no podrán accesar ni valorar formatos de alto resolución como SACD o DSD. Sólo podrán entender la música como mero “muzak (música de fondo para tomarse selfies, embriagarse los fines de semana o hacer una sesión de culocracia en Tik-Tok)  ((Jorge Lizama)

El gigante del streaming, Spotify, ha sido objeto de críticas por pagar muy mal a los músicos, por llevar a cabo flagrantes esquemas de Payola para las grandes discográficas y por la falta de transparencia en sus estructuras de pago.

Pero ahora la compañía ha presentado una patente aterradora para utilizar la inteligencia artificial para la vigilancia y la manipulación emocional: espiar nuestras conversaciones y utilizar el sonido de nuestras voces para dirigirte a anuncios y música para mantenerte en la plataforma. Imagina que le dices a un amigo que te sientes deprimido y que Spotify lo escuche y te recomiende algorítmicamente música que coincida con tu estado de ánimo para mantenerte deprimido y escuchando la música que ellos quieren que escuches.

La organización de derechos digitales Access Now envió una carta a Spotify en la que explicaba que esta práctica sería profundamente invasiva y podría exponer a los usuarios de Spotify a amenazas de seguridad por parte de acosadores o de la vigilancia gubernamental. También podría perjudicar de forma desproporcionada a las personas trans y utilizarse para manipularnos emocionalmente a todos. El software de reconocimiento de emociones se considera en gran medida una pseudociencia racista, por lo que es repugnante que Spotify se plantee utilizar una tecnología de este tipo para extraer datos y obtener beneficios de los oyentes de música. Y es espeluznante pensar en el impacto que esto podría tener en los artistas y creadores independientes, cuando la música se promociona basándose en la vigilancia y no en el arte.

El músico indie-punk queer y director de Fight for the Future, Evan Greer, ha lanzado un nuevo vídeo musical para la canción “Surveillance Capitalism”, antes del lanzamiento del álbum Spotify is Surveillance. El vídeo se utilizará para promover este esfuerzo de petición que exige que Spotify abandone públicamente esta patente y se comprometa a no utilizar tecnología de vigilancia invasiva sobre los oyentes. El 100% de los ingresos de los artistas de la canción se donará al Sindicato de Músicos y Trabajadores Afines, que lidera una campaña de Justicia en Spotify que exige más transparencia y mejores salarios para los artistas independientes.

FUENTE Y LEER COMPLETO EN

https://www.stopspotifysurveillance.org/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s