Videojuegos y redes sociales están relacionados con el bajo rendimiento académico

Un nuevo estudio ha descubierto que los adolescentes que juegan a videojuegos o navegan por Internet durante más de una hora al día tienden a tener un peor rendimiento escolar en comparación con los adolescentes que utilizan estas tecnologías interactivas con moderación.

Las tecnologías interactivas son todo aquello que permite el flujo bidireccional de información, como los videojuegos, los teléfonos inteligentes, las aplicaciones de las redes sociales e Internet. Suelen utilizarse para el entretenimiento, pero también se emplean mucho en la educación. Cuando el año pasado las escuelas pasaron a la enseñanza a distancia debido a los cierres, se apoyaron en la tecnología interactiva para hacer posible el cambio.

“Durante la pandemia de COVID-19, la tecnología ha sido esencial para facilitar el aprendizaje a distancia”, afirma Vivien Anthony, profesora adjunta de trabajo social en la Universidad de Rutgers e investigadora principal del estudio.

Pero también existe una creciente preocupación de que el uso excesivo de la tecnología repercuta negativamente en el rendimiento escolar de los niños, añadió Anthony. Por ejemplo, los niños podrían desarrollar hábitos de estudio indeseables y dedicar menos tiempo a estudiar, dijo.

Cómo afecta el uso excesivo de videojuegos e Internet al rendimiento de los estudiantes

Para su estudio, Anthony y sus colegas hicieron un seguimiento de casi 10.000 estudiantes chinos de secundaria con una media de 13 años y medio de edad. Su objetivo era investigar la relación entre el uso recreativo de la tecnología interactiva por parte de los niños y su rendimiento y compromiso escolar.

Los investigadores descubrieron que casi el 40% de los estudiantes utilizaban la tecnología interactiva de forma recreativa los días de clase y el 62% los fines de semana. Los que utilizaban Internet, las redes sociales o los videojuegos durante al menos cuatro horas al día tenían cuatro veces más probabilidades de faltar a la escuela que los que los utilizaban con moderación. También obtuvieron peores resultados en los exámenes y tuvieron menores aspiraciones educativas.

Los chicos, en particular, utilizaban la tecnología interactiva con más frecuencia que las chicas y rendían peor en la escuela y estaban menos concentrados en sus estudios.

Por su parte, los estudiantes que utilizaban la tecnología interactiva menos de una hora al día durante los fines de semana se aburrían menos en la escuela. Los investigadores lo atribuyen a la naturaleza altamente social de muchas tecnologías interactivas. Las redes sociales, los videojuegos y el streaming de vídeo, por ejemplo, fomentan la unión entre compañeros y la creación de relaciones.

Debido a sus conclusiones, los investigadores recomiendan establecer límites de tiempo para el uso de los gadgets y aconsejan a los padres y profesores que ayuden a los niños a desarrollar el autocontrol y las habilidades de gestión del tiempo.

“En un entorno de aprendizaje que integra Internet, es fácil que los niños pasen de una plataforma educativa a otra de entretenimiento durante el aprendizaje sin alertar a los profesores o a los adultos de las actividades alternas”, dijo Anthony.

FUENTE Y LEER COMPLETO EN:

https://www.computing.news/

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s