NADIE HABLA DEL CRIMEN DE USURA. Forbes no incluye a las dinastías más ricas del planeta


NOTA MIA: Hoy en día todo son crímenes: de raza, de odio, de género… Pero nadie de los supuesto social justice warriors o “académicos empoderados” o periodistas antisistema se atreve siquiera a nombre el mayor crimen de todos ¡EL CRIMEN DE USURA, PROPIO DEL DNA TALMÚDICO!

Aquí, el 99.99% guardan silencio, se reducen a la condición de hatajo de perros cobardes o fingen no darse cuenta de los verdaderos culpables de la destrucción, degeneración y decadencia mundial.

Quisiera leer, por ejemplo, un libro del encumbrado CHul-Han, del alcohólico Zizek o mínimo del porrista de Pol Pot, Noam Chomsky,  donde directamente señalen con el dedo a los Rothschild, a los Rockefeller, etc. NUNCA HA PASADO (Jorge Lizama)

Conozca a las personas que poseen el 50% (y más) de la riqueza mundial

Esta es la lista (en tiempo real) de Forbes de los 66 multimillonarios que poseen (oficialmente) la mitad de todos los activos mundiales, y que pronto poseerán más que el resto de los siete mil millones de habitantes de la Tierra juntos. Van desde directores generales de grandes empresas hasta magnates del petróleo y el gas y empresarios de Silicon Valley.

Pero, ¿dónde están las familias reales del mundo? Y más aún, ¿dónde están los Rothschild y los Rockefeller?

Estas dos familias poseen una cantidad inimaginable de riqueza que supera el billón -son los únicos trillonarios del mundo- y, sin embargo, faltan en la lista de Forbes todos los años, junto con el puñado de otros hombres que comúnmente se cree que son los dueños de nuestros políticos, nuestros medios de comunicación, nuestras corporaciones, nuestros científicos e incluso nuestro suministro de dinero.

Cinco de los hombres más poderosos y ricos del mundo pertenecen a las dinastías Rothschild y Rockefeller. ¿Cuánto poder tienen y por qué se habla tan poco de ellos?

La lista de ricos de Forbes no incluye a los miembros de las familias reales ni a los dictadores que ostentan su riqueza a través de una posición de poder, o que controlan las riquezas de su país.

De este modo, las personas que realmente mueven los hilos pueden trabajar en el más absoluto secreto sin que los medios de comunicación les presten atención alguna (a menos que se trate de propaganda positiva cuidadosamente construida, como este artículo sobre la filantropía de los Rothschild, por supuesto).

La política de Forbes de excluir a los jefes de Estado de la lista de ricos explica por qué la Reina de Inglaterra está ausente, aunque en cualquier caso nadie tiene la menor idea de su riqueza: sus participaciones permanecen ocultas tras las cuentas del Bank of England Nominee.

Como informó el periódico The Guardian en mayo de 2002: “La razón de las salvajes variaciones en las valoraciones de su riqueza privada puede atribuirse al secreto sobre su cartera de inversiones en acciones… Sus súbditos no tienen forma de saber a través de un registro público de intereses dónde ella, como su jefa de Estado, elige invertir su dinero. A diferencia de [los políticos y los lores británicos], la Reina no tiene que declarar anualmente sus intereses y, en consecuencia, sus súbditos no pueden interrogarla ni conocer los posibles conflictos de intereses…”.

Lo mismo puede decirse de los Rothschild y los Rockerfeller, cuyos antepasados europeos eran más ricos que cualquier familia real de la época. Se cree que estas familias crearon y son propietarias de la Reserva Federal (se recomienda la lectura de La criatura de la isla Jekyll, de G Edward Griffin, y esta investigación del periodista Dean Henderson, si se quiere profundizar en este tema).

¿Podría ser esta la razón por la que las familias, cuyo poder en la manipulación de los asuntos mundiales durante los últimos cientos de años no puede ser subestimado, están protegidas por la política de Forbes de “ni siquiera ir allí”?

Al parecer, el consultor de gestión jubilado Gaylon Ross Sr., autor de Who’s Who of the Global Elite, dijo en 1998 que la riqueza combinada de la familia Rockefeller era de aproximadamente 11 billones de dólares y la de los Rothschild, de 100 billones… ¿a cuánto podría ascender esa cifra 17 años después?

Apenas se puede empezar a imaginar, pero tal vez el dinero no sea lo más importante para el trillonario medio, de todos modos…

“El único problema de la riqueza es, ¿qué haces con ella?”, fue una pregunta retórica planteada nada menos que por John D. Rockefeller. Pues bien, si el testimonio de Aaron Russo es creíble, todas las riquezas de Rockefeller en el mundo ciertamente no se utilizarán para beneficiar a la raza humana…
Las revelaciones de Russo sobre Rockefeller: Falsas banderas, toma de poder y una población esclavizada

Las revelaciones de Russo sobre Rockefeller: Falsas banderas, toma de poder y una población esclavizada

Russo, cineasta y activista que dirigió America: De la libertad al fascismo, afirmó que Nick Rockefeller le habló de “un acontecimiento que nos permitiría invadir Afganistán e Irak” unos once meses antes del 11-S, y predijo que la “Guerra contra el Terror” sería un engaño en el que los soldados buscarían en cuevas a enemigos inexistentes (ver vídeo).

En la entrevista, Russo afirma que conoció al abogado Nick Rockefeller tras ser presentado por un amigo abogado común.

Los dos hombres congeniaron y, más adelante, Rockefeller aparentemente le confió a Russo en privado lo que su familia había planeado para el mundo: una guerra interminable, la reducción de la población mundial, el colapso económico, el caos generalizado y el desorden a tal escala que la gente realmente daría la bienvenida a la “solución” definitiva: un gobierno mundial.

Hablaba en octubre de 2000, y la mayoría de sus predicciones se han hecho realidad, incluyendo el 11-S y la posterior Guerra contra el Terror.

Russo afirmó que Rockefeller le pidió que formara parte del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), pero el hombre que pasó su carrera luchando por la libertad y desenmascarando a la Reserva Federal supuestamente le dijo a Rockefeller que no podía estar de acuerdo con esos planes siniestros para la humanidad.

“Por mucho que me gustes Nick, no creo en esclavizar a la gente. Estamos en lados opuestos de la valla”, dijo Russo a Nick. A lo que Rockefeller aparentemente respondió: “¿Por qué te preocupa esa gente? Ocúpate de tu propia vida; haz lo mejor que puedas para ti y tu familia”. Russo concluye: “Había una falta de interés; era simplemente frío”.

Y prosigue: “Yo solía decir ¿qué sentido tiene, Nick? Tienes todo el dinero del mundo, tienes todo el poder del mundo, ¿cuál es el objetivo final?” Se dice que Rockefeller respondió sin rodeos: “Conseguir que todo el mundo tenga un microchip”. Según esta teoría, las familias propietarias del sistema bancario están aburridas de su riqueza, ya no es suficiente. Controlar la propia sociedad es el” objetivo final.

Según Russo, Rockefeller le dijo que un gobierno global retiraría lentamente el papel moneda de la circulación, con el objetivo final de microchipar a la población, convirtiéndonos a todos en esclavos del NWO.

Estas son afirmaciones descabelladas, y desde un punto de vista periodístico, no pueden ser verificadas de una manera u otra. Pero vale la pena señalar que justo antes de que Russo muriera en agosto de 2007, filmó un emotivo mensaje para todos los estadounidenses.

En él, hablaba de lo vital que es que la gente siga resistiendo a los carnés de identidad nacionales y a los microchips, y que luche por sus libertades individuales contra quienes quieren esclavizarnos. También vale la pena señalar que no son sólo los activistas como Russo y los patriotas alarmistas como Alex Jones los que han tratado de “sacar” a los Rothschild y los Rockefeller.

El problema es que todos los que lo hacen son silenciados.

Ashley Mote, un miembro del Parlamento Europeo al servicio del partido independentista británico UKIP, formuló la siguiente pregunta en Bruselas, y las represalias no se hicieron esperar:

“Señor Presidente, quiero llamar su atención sobre el Fondo de Seguridad Global, creado a principios de los años 90 bajo los auspicios de Jacob Rothschild. Se trata de un fondo con sede en Bruselas y no es un fondo ordinario: no comercia, no cotiza en bolsa y tiene un propósito totalmente diferente. Se utiliza con fines de ingeniería geopolítica, aparentemente bajo la dirección de los servicios de inteligencia.

“Ya he preguntado anteriormente sobre la supuesta implicación de los propios medios de inteligencia de la Unión Europea en la gestión de los fondos secretos en cuentas en el extranjero, y todavía espero una respuesta. A esa pregunta añado ahora otra: ¿cuáles son las conexiones de la Unión Europea con el Fondo de Seguridad Global y qué relación tiene con las instituciones de la Unión Europea?”

Este es exactamente el tipo de pregunta a la que el público europeo querría una respuesta. Sin embargo, Mote no recibió ninguna.

En lugar de ello, el político de 79 años fue despedido de su propio partido y, posteriormente, detenido y enviado a la cárcel por presuntos gastos falsos durante su etapa como eurodiputado.

Mote alegó durante el juicio que fue “perseguido por ser antieuropeo”, y dijo que el dinero que reclamó se utilizó para pagar a denunciantes de terceros en un intento de descubrir la corrupción y luchar por la democracia y la transparencia en la política europea.

Como todo lo relacionado con las personas que realmente dirigen el espectáculo, la verdad está ahí fuera… pero es casi imposible de precisar.

FUENTE

Secrets Of The Elite: Why Forbes’ Rich List Doesn’t Include The Wealthiest Families On The Planet

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s