Chipalienados y Despotismo Tecnificado

Facebook, Foucault y los dispositivos de vigilancia

Yo he centrado mi interés en los dispositivos de vigilancia y los escritos de Foucault para las redes sociales. Estos son aplicables para cualquier red en auge en la actualidad, sin embargo me gustaría centrar el análisis en Facebook, la madre de las redes sociales.

De inicio, Foucault plantea la estructura del panóptico que se implementó hace años en cárceles. Consistía en una torre elevada en el centro de la cárcel que permitía ver cualquier punto de la misma desde dicha torre. Sin embargo, por su posición no se podía ver de la cárcel hacia la torre. La intención era que los reos tuvieran una vigilancia constante que influiría en su comportamiento, incluso cuando no había nadie en la torre. Esto hace referencia a la internalización de la vigilancia y es utilizado en la actualidad por medio de las cámaras de seguridad.

En ocasiones, no están siendo monitoreadas 24/7 pero están colocadas, lo que influye en la idea internalizada del ser humano de estar vigilada y la posibilidad de castigo que existe al tener un mal comportamiento. Es decir, solitos nos vigilamos.  Es por estos dispositivos que se ejerce control (relaciones de poder) que generalmente son ejecutadas por la mayor jerarquía (el Estado). No puedo evitar pensar en George Orwell y su “1984” en el que cada persona tenía una TV bidireccional en su casa de manera obligatoria, con la finalidad de observar el comportamiento 24/7 y que todos cumplieran las reglas de la nación. El  gran hermano que tuvo hasta un reallity show, con el que (para mi) se inició el vicio de la exposición de la intimidad y la premiación por quien se exponía más.

 

 

Sin embargo, ¿Qué pasa cuando el control lo ejecutamos los pares? ¿Nos envicia ejercer poder o estamos perdidos en la exposición de nuestra vida diaria?

Quise centrarme en Facebook con la finalidad de exponer el fenómeno lo más claro posible. Esta red esta vista por la mayoría como una red de vigilancia en la que tu información personal es vendida al mejor postor, mientras que otros pueden entrometerse en tus fotos con un ligero stalkeo y otros pueden odiarte por tu forma de pensar. Sin embargo, ¿Quién nos obliga a tener un facebook y subir lo que comimos hoy? Todos y nadie, así de complicado es.

Todos, ya que si no cuentas con una red social no existes (el malvado castigo que Foucault también menciona en sus obras) eres segregado de cualquier circulo. Pero a la vez nadie, ya que en caso de no tener uno, posterior a los reclamos, existe la posibilidad de reinserción casi sin daño alguno. Con esto hago referencia a la autonomía con la que nosotros exponemos nuestra vida diaria y las relaciones de poder / económicas que han fomentado dicha exposición.

 

Primero, es fundamental recordar la internalización de la vigilancia, la cual se tornó en una necesidad de compartir nuestra privacidad en nombre del arte banal que también se cita en este texto. Seamos honestos, convertimos la vigilancia en un pasatiempo y le pusimos el nombre de arte solo para poder negociar a nivel económico con él.

Sino, veamos todas las mujeres que exponen sus fotos desnudas y lo venden como fotos artísticas, las cuales con un logo pueden ser patrocinadas por cualquier empresa. Y ahí estamos el resto, dando “like” a esas fotos banales que vemos con morbo disfrazado de arte. Morbo, desde la vigilancia: ¿qué está haciendo mi ex hoy? ¿Por qué mi hermana tiene un celular nuevo? ¿En qué momento mi amiga se fue a Cancún? Estamos al tanto de la vida de otros, no solo por morbo, no solo por negocio, sino como entes observadores que castigamos a cualquiera que se salga de los límites permitidos por el discurso del Estado. Discurso que, aunque lo neguemos, reproducimos día con día.

Es este segundo eje el que también dispara otro fenómeno y que va de la mano con la vigilancia. Hemos internalizado el castigar a las personas que ejecutan situaciones fuera del a ley: ¿no castigamos a quien dice que no/sí es válido un transexual en miss universo? ¿No atascamos facebook de castigos y opiniones nefastas cuando alguien comenta algo que no nos parece? Nuevamente cito a Orwell, cuando dosifica la agresión en su libro “1984” dándole tiempo y un espacio específico a la sociedad para insultar y sacar su enojo, posteriormente deberían quedarse callados y trabajar. Necesidades psicológicas cubiertas y control ejecutado por medio de la vigilancia (quien no es vigilado, es castigado con la segregación).

 

En facebook es igual, todos tiene el derecho de castigar y segregar a quien consideran no está cumpliendo con los roles estipulados (integrando en los discursos institucionalistas que aprendemos por medio de las mismas redes). Gente que cierra redes sociales o termina con su vida por las agresiones que son percibidas por una opinión o una acción diferente.

Sin embargo, fuera de Facebook todo sigue igual, no se ejecuta porque sabemos que las redes son ese espacio destinado para ello. Quien dice que nos escondemos en una pantalla para castigar solo porque no somos valientes, no ha leído a Foucault. Castigamos por medio de redes sociales porque es el lugar y el momento que el Estado nos tiene permitido ejercer relaciones de poder con otros (nuestros iguales) con la finalidad de no perder el control social (establecido por gobernantes) y no alterar el status quo que tanto han peleado por mantener.

Dicha banalidad, castigo, relaciones de poder y económicas están siendo ejecutadas por iguales. Ya no requerimos la torre o la TV Bidireccional, ahora somos nosotros los que quitamos las cortinas de nuestra vida y dejamos que cualquiera entre, influya y mueva lo que quiera. Estamos normalizándonos en pos de la tecnología y el avance social. Es importante ver nuestro rol en la ejecución de los dispositivos del poder, ya que si nos salimos del juego (lo vemos como un acto del Estado que nos mueve como títeres) perdemos la posibilidad de actuar, perdemos la autonomía.

 

FUENTE: OSIRIS PATRICIA VALENTE ROSAS

(FCPYS-UNAM. MÉXICO)

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s