Hollywood manda cremar el legado de D.W. Griffith, padre del lenguaje cinematográfico

Los dueños del complejo comercial Hollywood & Highland retirarán las estatuas de elefantes que conmemoran el legado del director D.W. Griffith.

Cómplices de la obsesión de interpretar el pasado desde una perspectiva de intolerable corrección política, los dueños del complejo turístico en la confluencia de las calles Hollywood Blvd y Highland Ave han decidido retirar los elefantes blancos gigantes que eran un imán para los turistas de Los Ángeles. Griffith, hijo de un coronel del ejército confederado, dirigió la exitosa película ‘El nacimiento de una nación’ (1915), que enaltece al Ku Klux Klan y está catalogada como un «una tonelada de mierda» por la asociación NAACP. Su secuela, ‘Intolerancia’, se considera la respuesta de Griffith a las críticas recibidas.

Este centro comercial está ubicado junto al Teatro Chino, donde las estrellas imprimen sus manos y pies en hormigón para la eternidad, y a pocos metros del Dolby, el teatro que celebra cada año la ceremonia de los Oscars. La Academia de las Artes reescribe su pasado evitando referencias que revivan recuerdos del racismo y la explotación sexual que ha sufrido la industria en otras épocas, por lo que apoya esta iniciativa de retirar los dos elefantes gigantes de fibra, que son parte del tributo al rodaje babilónico de D.W. Griffith en ‘Intolerancia’ (1916).

Mientras los trabajadores desmiembran las esculturas, otros recuerdan el set original de ‘Intolerancia’, construido en Sunset Boulevard a pocos pasos de Hollywood, y reclaman el talento de Griffith. «Aquí llega gente de todo el mundo, no podemos homenajear lo más decepcionante de nuestro pasado. Queremos construir un lugar que represente un futuro inclusivo, aunque sea una tarea difícil», ha afirmado terminó Chad Cress, director creativo del centro comercial.

Este complejo de Hollywood se ha ido convirtiendo en una gran atraccion turística con millones de personas en busca de la foto con los elefantes. Sin embargo, en un intento de mantener una imagen progresista de cara al futuro, los dueños invertirán cerca de cien millones de dólares en borrar el homenaje a Griffith, un pionero del cine mudo que dirigió una de las películas más racistas de la historia de Hollywood. Los elefantes se eliminarán como parte de un conjunto más amplio de diseños de la compañía para atender mejor a un público más nuevo y más joven.

Clichés de Hollywood
«Necesita transformarse y adaptarse para convertirse en el corazón de la cultura de la ciudad. Esta es una verdadera oportunidad para alejarse de los clichés de Hollywood, el terciopelo rojo y los grandes estudios. El Hollywood del futuro realmente necesita ser más inclusivo y representar cómo se ve nuestra cultura hoy», ha declarado el director creativo del centro comercial.

El próximo año, el complejo pasará a llamarse Ovation Hollywood, con la intención de venderlo como un lugar dinámico para la cultura del entretenimiento. Las estatuas babilónicas se sustituirán por un estilo Art Deco con murales de personas actuando ante luces y cámaras en un lado y una multitud aplaudiendo en el otro. También está siendo desterrada una gran escultura de fibra de vidrio de un diván en uno de los balcones. Una instalación de arte de la artista Erika Rothenberg llamada ‘El camino a Hollywood’, que cuenta la historia de cómo diferentes personas consiguieron su sueño de trabajar en el mundo del espectáculo tras pasar por un ‘diván’.

La escultura se parece mucho al llamado ‘sofá de casting’ y representa la cultura de acoso que han sufrido actores y actrices, una pieza que fue reubicada temporalmente en el 2017 a raíz del escándalo sexual de Harvey Weinstein. «Es difícil mirarlo sin imaginar algún incidente. Es hora de crear nuevos monumentos para la ciudad», ha asegurado Cress.

El turismo parece estar volviendo a la vida sobre el Paseo de las Estrellas, según una investigación de la Asociación de Hollywood. La actividad peatonal en Hollywood Boulevard ha regresado en un 80% de lo que era antes de la pandemia, y aproximadamente el 60% de las personas que pasean por el Paseo de la Fama provienen de otros puntos del país, según datos de teléfonos rastreados por esta asociación. El auge, caída y esperanza de otro ‘boom’: la historia del Hollywood de hoy, un vecindario que se esfuerza por recuperarse tras los campamentos de los sin techo y las consecuencias económicas del vandalismo de las protestas del 2020 y la pandemia.

FUENTE

https://www.abc.es/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s