Los crímenes de la «neocriatura política trans» que la propaganda TIME nunca publicará

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky ha sido nombrado por la revista Time «Persona del Año 2022»; una elección obvia, según los editores de la revista. En efecto, encarna un coraje contagioso que ha permitido a su pueblo resistir a la invasión rusa.

Sin embargo, en su país, el poder ha pasado gradualmente de sus manos a las de su vicepresidente del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Oleksiy Danilov, desde el 25 de julio. Zelensky se concentra en su papel de portavoz del régimen, dejando a Danilov la preparación de los decretos que firma. Juntos, los dos hombres establecieron un régimen de terror.

El 17 y el 25 de julio, tres miembros del Consejo fueron destituidos por numerosos actos de traición denunciados por los funcionarios bajo su mando:

el diplomático Ruslan Demchenko,
el amigo de la infancia de Zelensky y jefe del servicio de seguridad, el SBU, Ivan Bakanov,
y la antigua asesora jurídica de Zelensky y fiscal general de Ucrania, Irina Venediktova.

Hablando de aquellos días cruciales, Rinat Akhmetov, el hombre más rico de Ucrania antes de la guerra, dijo que Zelensky se había hecho con el poder, con todo el poder, bajo la apariencia de una reforma.

El 26 de agosto, Oleksiy Danilov reveló en el canal NTA que el Consejo de Seguridad y Defensa había adoptado un plan para la defensa del país en noviembre de 2021, es decir, cuatro meses antes de la intervención militar rusa. Este documento se había preparado desde que Zelensky rechazó el plan para un Minsk-3 propuesto por París el 8 y 9 de diciembre de 2019. «Es un enorme documento fundamental que establece las actividades de todos los organismos sin excepción: quién y cómo actuar en una situación de ley marcial», dijo, el 7 de septiembre en Left Bank.

ASESINATO DE OPOSITORES POLÍTICOS

Los asesinatos políticos suelen correr a cargo de los «nacionalistas mayoritarios» y no de los organismos gubernamentales. En cualquier momento pueden secuestrar y hacer desaparecer, o incluso ejecutar a opositores políticos directamente en la calle, a la vista del público. Las víctimas son principalmente periodistas y cargos electos. No se trata de una operación nueva, ya que estos asesinatos han salpicado la guerra civil desde 2014.

Uno piensa en el diputado Oleg Kalashnikov, asesinado de once balazos en la cabeza en la puerta de su casa, en 2015. La policía nunca ha establecido, ni quién llevó a cabo el asesinato, ni quién lo ordenó.

Sin embargo, en algunos casos, son obra del SBU (servicio de seguridad). Por ejemplo, la ejecución del negociador oficial, Denis Kireev, a su regreso de Kiev, donde había participado sin éxito en los contactos con Rusia. Fue asesinado en plena calle el 6 de marzo de 2022, porque durante las negociaciones se había atrevido a mencionar los lazos históricos entre Kiev y Moscú.

Los dirigentes políticos no asumen públicamente estos actos, sino que los alientan. Dicen que hay que «purificar» el país. No se trata de matar a agentes de la Federación Rusa, sino a cualquier portador de la cultura rusa o a cualquiera que reconozca el valor de esta cultura.

El alcalde de Kiev, el campeón de boxeo Vitali Klitschko, ha encargado al grupo neonazi C-14 que persiga y mate a «saboteadores» entre los ucranianos de origen eslavo.

Se han incoado procedimientos penales contra ex altos cargos del Estado como el diputado Yevhen Murayev, el ex ministro del Interior Arsen Avakov, el ex primer ministro Arseni Yatsenyuk, el ex secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa Oleksandr Turchynov y el ex presidente Petro Poroshenko.

En lo sucesivo, el SBU está deteniendo a muchos civiles a los que acusa de colaborar con los rusos.

PROHIBICIÓN DEL RUSO

Mientras que, según los Acuerdos de Minsk II (art. 11, nota explicativa [1]) del 12 de febrero de 2015, las regiones del Donbass debían poder determinar su propia lengua oficial, Oleksiy Danilov declaró el 1 de septiembre de 2022: «Son ellos [los habitantes del Donbass] quienes deben encontrar una lengua común con nosotros, no nosotros con ellos. Tenemos fronteras, y si alguien no está conforme con las leyes y normas que se aplican en el territorio de nuestro país, no retenemos a nadie».

El 21 de octubre fue más concreto: «La lengua rusa debe desaparecer por completo de nuestro territorio como elemento de propaganda hostil y de lavado de cerebro para nuestra población».

CONTROL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Oleksiy Danilov, declaró el 20 de julio, en plena crisis del Consejo de Seguridad y Defensa, que muchas personas que solían aparecer en televisión antes de la «agresión rusa», ya no aparecen. «No sabemos adónde han ido. El SBU hará declaraciones contundentes sobre ellos». Les acusó de informar sobre el punto de vista ruso: «Implantar estas historias rusas aquí es algo muy, muy peligroso. Al parecer, deberíamos entender lo que son. Miren: no los necesitamos. Que nos dejen, que se vayan a sus pantanos y graznen en su lengua rusa».

El Consejo de Seguridad y Defensa ya había puesto bajo su vigilancia a todos los medios de comunicación impresos y audiovisuales. Además, había prohibido un centenar de canales de Telegram que había calificado de «prorrusos».

DESTRUCCIÓN DE 100 MILLONES DE LIBROS RUSOS

El Instituto Ucraniano del Libro, que supervisa todas las bibliotecas públicas, recibió el 19 de mayo, es decir, antes de la crisis del Consejo de Seguridad y Defensa, el encargo de destruir 100 millones de libros [2].

El objetivo era destruir todos los libros de autores rusos o impresos en ruso o impresos en Rusia. En la práctica, se nombró una comisión dentro de la Rada Suprema para garantizar la aplicación de esta purga intelectual. Resultó que la gran mayoría de los libros de las bibliotecas eran libros prácticos sobre cocina, costura, etc. Esperaron un tiempo antes de ser retirados. Esperaron un tiempo antes de ser expoliados, dando prioridad a autores malvados como Alexander Pushkin y León Tolstoi.

PROHIBICIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Los 12 partidos políticos de la oposición fueron prohibidos, uno a uno. El último fue sancionado el 22 de octubre [3]. Sus representantes electos fueron destituidos.

Sólo el oblast de Transcarpatia (cerca de Hungría) se niega a destituir a los representantes locales de los partidos políticos prohibidos.

 

CONFISCACIÓN DE BIENES DE OPOSITORES Y RUSOS

Desde finales de febrero, la Agencia Ucraniana de Investigación y Gestión de Activos (ARMA), organismo anticorrupción de la Unión Europea, ha confiscado bienes por valor de más de 1.500 millones de jrivnias, o 41 millones de dólares.

Uno a uno, los oligarcas propietarios de medios de comunicación fueron obligados a entregar sus bienes. Se trata de un plan general para liberar al país de su influencia. Sin embargo, siguen teniendo derecho a poseer otro tipo de empresas.

Según la ley ucraniana de 2021, los oligarcas son los 86 ciudadanos que poseen al menos 80 millones de dólares, participan en la vida política y tienen gran influencia en los medios de comunicación. Según Oleksiy Danilov, no debería haber más oligarcas al final de la guerra.

El Consejo de Seguridad y Defensa decidió el 7 de noviembre nacionalizar fábricas pertenecientes a oligarcas, entre ellos Igor Kolomoisky, financiero de Volodymyr Zelensky. Han sido puestas bajo la administración del Ministerio de Defensa y deberán ser «devueltas al pueblo ucraniano» al término de la ley marcial.

Esta decisión se aplica, entre otros, al fabricante ucraniano de motores aeronáuticos Motor Sich, en litigio con inversores chinos ante un tribunal de arbitraje de La Haya (caso Beijing Skyrizon). China, que reclama 4.500 millones de dólares, calificó la nacionalización de «robo». Según Pekín: «Desde 2020, el gobierno ucraniano ha creado continuamente problemas, culpado, reprimido y perseguido a los inversores chinos sin razón, e incluso ha impuesto sanciones económicas especiales sin razón, con la intención de nacionalizar Motor Sich PJSC por medios ilegales y saquear descaradamente los activos chinos en el extranjero.»

El Consejo de Seguridad y Defensa embargó el 20 de octubre los activos de 4.000 empresas y particulares rusos en el país.

Esta decisión se aplica también a personalidades ucranianas que se habían instalado en Rusia antes de la guerra, como las cantantes Taisiya Povaliy, Ani Lorak, Anna Sedokova y la presentadora de televisión Regina Todorenko.

PROHIBICIÓN DE LA IGLESIA ORTODOXA

El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania decidió el 1 de diciembre de 2022 «prohibir que las organizaciones religiosas afiliadas a centros de influencia de la Federación Rusa operen en Ucrania», anunció el presidente Zelensky al firmar el decreto 820/2022 [4].

El «Servicio Estatal de Etnopolítica y Libertad de Conciencia» recibió el encargo de incautar los
edificios de la Iglesia Ortodoxa bajo la jurisdicción del Patriarcado de Moscú.

Hace dos semanas, el servicio de seguridad ucraniano (SBU) registró violentamente un monasterio, acusando a los papas de atreverse a describir a Rusia como la «Madre Patria».

El Presidente Zelensky cree que respeta las normas occidentales de derechos humanos. De hecho, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya no podrá registrar denuncias procedentes de Rusia, puesto que Moscú ha abandonado el Consejo de Europa.

CORTE DE TODAS LAS RELACIONES CON RUSIA

El 4 de octubre, el Presidente Zelensky firmó un decreto por el que se prohibía cualquier nueva negociación con Rusia.
El 1 de diciembre, Oleksiy Danilov pidió «la destrucción de Rusia». Aclaró su declaración de la siguiente manera: «Sólo hay que destruirlos para que dejen de existir como país, dentro de las fronteras en las que existen ahora… No son más que bárbaros. Y cuando se dice que hay que sentarse a la misma mesa con esos bárbaros y hablar con ellos, lo considero indigno de nuestro pueblo. »

[1Package of measures for the implementation of Minsk Agreements”, Voltaire Network, 12 February 2015.

[2Zelensky government orders destruction of 100 million books”, Voltaire Network, 16 June 2022.

[3Ukraine bans last political opposition party”, Voltaire Network, 23 October 2022.

[4Decree 820/2022 of the Presidency of Ukraine, 1 December 2022

Volodymyr Zelensky and ethnopolitics « Aletho News

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s